sábado, 31 de enero de 2009

Dias de noche

Estoy saliendo de la niebla
vislumbro poco de lo mucho
siento en mi cuerpo liviandad.
Ese gato no siente mi mirada
se mueve relajado en armonía
salta tras su presa
no le importa mi alegría...

Cambiar de piel como la víbora
rejuvenecer de tiempo en tiempo
romper la soga que me aprieta
liberarse, expanderse y vibrar
siento ímpetus de gozo
avizoro dicha, paz y felicidad
¡cuántas pruebas he pasado!
días de noches sucecivas
esperanza y fe resquebrajadas
ese pasado ya quedó atrás
debo de ahorrar estos momentos
grabarlos en mi ser.

Soy ese pájaro que canta
soy ese mono que salta como loco
soy ese gallo retador del horizonte
soy ese loro que repite estupideces
soy el bramido de ese toro
soy el chillido de esa garza
soy el silbido de ese alegre campesino
estallo cual la ola
me siento fuerte como el viento
soy de fuego en esta tierra.

Que ese gato presuntuoso ahora me ignore
no me importa.
Se ufana porque salta y brinca
yo soy como Kukulkán
vuelo y repto
me siento renacido.
Armando Zamora Canizalez

5 comentarios:

Inicuo Inocuo dijo...

Ya aprendí a ser ignorado y despreciado y ahora que se me fueron las ganas de resignarme a una vida opaca estoy juntando valor para dar el último salto.
ii.

Eterna aprendiz dijo...

Caminando por tus letras y parándome en ellas. Vislumbrando tantos sentimientos que describes en tus metáforas poéticas que sugieren tanto, llegan de pleno.
Buen poema y estilo.
Besos

MARIETA dijo...

Soy un paréntesis... Lo sé.
Un saludo

escudo al corazon dijo...

gracias por el animo,sois una fuente de energia,,pero ahora mismo mis pasos son los mas pesados del mundo y no consigo ver la luz,,
gracias por el comentario!

besiitoOs*^

Eruan dijo...

Hola, tan preciosas letras como siempre. ;) Seguire pasandome por aqui, no lo dejes por que realmente tus escritos nos hacen sentir.